Italia – Día 3: Una de Pizza!!

Este día teníamos programada la visita a La Gallería della Accademia (6,50 € la entrada) y decidimos madrugar porque nos habían contado que se suelen formar unas colas enormes… pero cuando llegamos apenas había gente, y a las nueve, en cuanto abrieron las puertas no tardamos nada en entrar.

Un vez dentro nos sorprendimos con la visión de, esta vez si, el auténtico David de Miguel Ángel, después de haberlo estudiado durante tanto tiempo no me esperaba que fuera tan colosal… mide algo más de 4 metros. Como en el interior no se podían hacer fotos, y considero que es imprescindible añadir una de esta bella obra en el blog, cuelgo una que he encontrado por ahí con el “permiso” de su autor.

Y en media hora, o poco más, ya habíamos visto todo… y esos que en nuestro recorrido paramos dos veces para contemplar al maestro… La Galleria es bastante enana, y si os preguntáis si merece la pena entrar sólo para ver el Miguel Ángel, indiscutiblemente si, al menos para mi.

Así que si eran las 11 de la mañana y el día anterior habíamos visto prácticamente todo Florencia… ¿qué podíamos hacer? Pues cogernos un tren y acercarnos hasta Pisa, tardamos apenas una hora.

La cuestión era ir principalmente a ver la Torre Inclinada, como es obvio, así que en principio nos dirigimos hacia la zona sin “mirar al rededor”. Sólo paramos para comprar unos trozos de pizza al taglio, osea al peso para llevar, y ahí me comí la pizza más rica de todas las vacaciones, y eso que era una simple margarita… mmmm estaba deliciosa. Siento no poder poner el lugar exacto donde compramos estos manjares, pero recuerdo que de camino hacia la torre desde la estación, se tira todo recto hasta cruzar el río Arno, y después sigues igualmente recto por el casco antiguo hasta que llega un recodo a la altura de la muralla en el que tienes que girar a la izquierda. Pues justo ahí estaba, más o menos donde hice esta foto.

Nos llevamos este pequeño lujo de amaiketako hasta la campa que rodea a la catedral, y allí a la sombra dimos buena cuenta de el. Después decidimos entrar en la catedral, previo pago de 2 € por cabeza, ya que los turnos para entrar en la torre estaban todos agotados (hay que pedirlos con mucha antelación) Nos dimos una vuelta por el lugar y sacamos las pertinentes, y más que típicas fotos.

Como por allí ya lo habíamos visto todo nos fuimos a comer a una Trattoria que de camino al lugar nos había parecido que estaba muy bien. Francamente no nos defraudó. después de comer nos dimos una vuelta por el casco antiguo y volvimos a coger el tren dirección a Florencia, y derechitos al hotel para hacer las maletas ya que al día siguiente Venecia nos estaba esperando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s