Italia – Día 13: Habemus Arte!

Era ya nuestro último día en Italia… Ooohh! Como es obvio, aunque llevábamos ya un montón de tiempo aquí, nos habríamos quedado unas semanas más, pero bueno, con pena, y aún dormidos por el madrugón nos dirigimos hacia los Museos Vaticanos, andando por supuesto ya que estaban “al lado” del apartamento y nos encontramos con una cola ya kilométrica.

Lo peor es esperar hasta que abran, que por cierto aquí los horarios deben funcionar diferente al de otros lugares porque abren cuando les de la gana; una vez empieza a entrar la gente la cola avanza muy rápido así que apenas te das cuenta de la enorme marabunta que tenías delante; lo que si te pesa son los 14 eurazos que tienes que pagar por la entrada.
Una vez dentro y equipados con las audioguías fuimos sin mirar hacia los lados directos a la Capilla Sixtina, ya que a primera hora todavía es un sitio relativamente tranquilo.
La Capilla Sixtina es la única zona de todos los Museos Vaticanos que no se puede fotografiar, y eso pensaba hacer yo hasta que vi a todo el mundo con sus cámaras haciendo fotos, ¡hasta con flash!, y eso que hay unos tíos que “amablemente” te recuerdan que es un lugar santo, que no se hable alto, que no se hagan fotos y demás… pero allí todo quisqui con los objetivos apuntando al techo. Yo saque también mi cámara de estrangis e hice un foto, de cuya calidad no respondo (jeje)
Seguimos nuestra ruta por los museos con varias visitas imprescindibles; la mejor, para mi, el Laoconte, que es grupo escultórico que desde siempre había adorado. Verlo en persona impresiona, aunque he de decir que creía que sería más grande.

El Torso de Belvedere también es algo que nadie debería perderse, por el movimiento que expresa en tan solo un torso al que le falta numerosas partes.

También se puede ver aquí el Doríforo, no deja de resultarme extraño que la Iglesia, con lo que dice ser, amontone un montón de arte pagano… ¿la pela es la pela?

Después de un buen rato, salimos al patio central a tomarnos un descanso, y allí vivimos algo insólito; un grupo de japoneses, creo, estaba sentado junto a nosotros, y su guia les estaba explicando la Capilla Sixtina, con miles de ejemplos, representaciones, etc. lo cual resultó de lo más cómico. He aquí mi pequeño homenaje para este personaje, del cual aprendimos mucho (jeje)
Después de ver los museos, nos fuimos a comer hasta el apartamento. Y de aquí cogimos un nuevo autobús que nos dejase cerca de las Termas de Caracalla. Era una visita que no habíamos planeado pero como el día de Appia Antica cogimos las entradas decidimos acercarnos. Después de dar un par de vueltas para encontrarlas, nos dimos de bruce con la puerta cerrada al ser lunes. Así que un par de fotos por el perímetro y a hacer las últimas compras.

Nos fuimos pronto a dormir, tristes por abandonar Italia al día siguiente, y muy cansados por tantos días de palizas. La vuelta en avión como la ida, puntual y sin problemas, he de decir que todas las veces que he viajado con Ryanair, han sido estupendas, sin ningún problema; será la suerte, el destino o que funcionan perfectamente, pero lo recomendaría a cualquiera no sólo por sus precios.
Anuncios

2 comentarios en “Italia – Día 13: Habemus Arte!

  1. Y aqui termina nuestro primer gran viaje,,,Dios que recuerdos tan maravillosos ya no sólo por todo lo visto y aprendido si no que ya sólo viajar fue una gran experiencia y lo mejor fue hacerlo los tres juntos…viendo esto me dan ganas de volver…pero como alguien alguna vez dijo “”””””El que está acostumbrado a viajar sabe que algún día tendrá que partir””””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s