Francia – Día 1: Basauri – Saintes… no quiero salir de la piscina!!

Nos pusimos en marcha a primera hora de la mañana, sobre las 7:00 para que no se nos hiciera muy tarde si pillábamos caravana en la frontera, pero la verdad es que tuvimos mucha suerte y cada vez que llegábamos a algún punto conflictivo, léase frontera, peajes y demás, la cola siempre estaba en el carril contrario, y en algunos casos una cola bastante interesante… Alguna vio su entrada en Francia desde una perspectiva diferente (jeje)

Paramos cuando ya casi estábamos en Saintes, íbamos a tan buen ritmo que no se nos hizo pesado para nada, así que tres horas y media después de salir de casa nos comimos nuestro primer croissant en la France.

Poco después llegamos a nuestro destino, al cual, por cierto, sin el GPS no hubiéramos llegado ni de broma, al menos no a la primera ni a la quinta… Al ver la casa: ¿es ésta? …. no puede ser …. pero si, Madame Lazarotto salió a recibirnos. Aquí descubrimos que aunque no hablamos casi nada de francés íbamos a desenvolvernos bien, porque ella tampoco hablaba nada de castellano, así que, con un poco de esfuerzo y mil gestos conseguimos entendernos.

El estudio estaba genial, que pena no poder disfrutarlo más que dos días, sobre todo por esa piscina que nos robó el corazón (¿cuando volvemos?)

En primer lugar tocaba aposentarse, vaciar maletas, y comer!! Que teníamos un hambre ya… además nos esperaban las fabulosas albóndigas que nos había preparado Merche, mmmmm estaban de vicio.

Después aprovechando que salía el sol nos fuimos a la pedazo piscina, que en las fotos que habíamos visto de la casa pensábamos que sería poco más que una bañera, y resultaba ser grandiosa, no tanto por sus medidas, sino por el hecho de tener también jacuzzi, ¿qué más se puede pedir?
Aunque nos costó conseguimos salir de la piscina para aprovechar lo que nos quedaba de tarde e ir a ver Saintes.

Es un pueblo no muy grande, pero tiene un montón de cosas para ver, incluídos un anfiteatro romano bastante bien conservado.

Aunque salimos por la tarde nos dio tiempo de hacer un poco el gamberro posando para las fotos…
Íbamos un poco sin rumbo fijo, viendo en los folletos que nos habían dejado en el estudio qué podíamos ver, y aunque dimos unas cuantas vueltas, como es un sitio pequeño, eso si plagado de cuestas, tipo Basauri, disfrutamos mucho.

También nos lo pasamos en grande, comenzaba nuestro viaje y estábamos con las pilas supercargadas, y bueno las baterías de la cámara también, que no parábamos de utilizar, o al menos de intentarlo, jejeje.
Nos tomamos algo en una terraza de un bar, nuestro primer contacto con la hostelería francesa, que, como en todo el viaje, fue fantástico, y nos recogimos finalmente hacia el estudio para cenar y descansar un poco…. no queríamos hacer en un día lo de 21…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s