Nueva York – Día 4: Un día de libertad


Este día tocaba visitar a Lady Liberty, así que decidimos madrugar para no tener que esperar muchas colas para montar en los ferrys… aunque creo que este día ya descubrimos que en esta época no está la ciudad muy plagada de turistas, no tuvimos que hacer cola en ningún sitio, mejor, no?


Fuimos en metro hasta la estación de South Ferry, agradezco desde aquí a quien nos recomendó montarnos en los primeros vagones, ya que si bien no comprobamos si era cierto que en los últimos no te puedes bajar ya que la estación es muy corta, teniendo en cuenta la longitud de esos metros, me creo cualquier cosa.

En el Ferry hacía un frío del carajo, era el día más soleado que había salido, pero también el más frío. Y nosotros que nos empecinamos en pasar penurias y aguantamos todo el camino hasta la isla de la estatua fuera…

De todas formas las vistas del Dowtown y de la estatua mientras te vas acercando merecen la pena, así que sufrimos, pero con una sonrisa en la cara. Sobre todo algunos de mis compañeros de viaje, para los que la estatua era el lugar que más ansiaban visitar.

Una vez que nos encontramos a sus pies, fotos por aquí, fotos por allí, de frente, de perfil, de espaldas, con la mano así, ahora como si cogiese la antorcha, una solos otra los seis juntos… os hacéis una idea, no? Locura colectiva, y las cámaras que echaban humo.

Un vez decidimos que ya no podíamos hacer más fotos, bueno o teniendo en cuenta que las baterías de las cámaras empezaban a notar el cansancio, cogimos de nuevo el Ferry para ir a Ellis Island, será por el derroche anterior pero… no tenemos ni una foto de aquí…. ¿?

Para cuando llegamos de nuevo al Dowtown de la ciudad ya ni se las fotos que llevábamos. Lo primero que hicimos fue una visitilla a la famosa escultura que se encontraba anteriormente entre las Torres Gemelas. Me trajo muchos recuerdos de ese capítulo de los Simpsons en el que van a Nueva York, en fin… vete tu a saber porqué.

Desde aquí el recorrido no podía ser más obvio, buscamos en primer lugar Bowling Green Park, aquí casi me despisto con la famosa escultura del toro de la bolsa, ya que yo buscaba un lugar rodeado de gente haciéndole fotos, y por allí, nada de nada. Hasta que claro, vuelvo a caer en que en esa época de aglomeraciones nada, y esa mole que se erguía ante nosotros no es el de Facundo, no, es lo que estábamos buscando.

Subimos hasta dar con Wall Street, y aquí comparto las mismas sensaciones que todos el mundo cuenta, parece tan pequeño, tan encajonado en esa estrecha calle…

Nos acercamos hasta la zona 0, por decir que hemos estado allí, más que por gusto, personalmente no me gusta frecuentar este tipo de lugares que se han convertido en nuevas “zonas de peregrinación”.

Y aprovechando que estamos al lado, nos dimos una vuelta por los Century 21, aunque salimos bastante decepcionados de allí, no se si porque realmente no nos gustó nada, o porque esperábamos otra cosa.

Tal vez esa sensación de desasosiego fuera causada también por la hora que se nos había echado encima, y el hecho de que nuestros estómagos empezaran a rugir. Así que fuimos hasta Little Italy para no perdernos nuestra cita con el ineludible Lombradi’s, después de todo lo leído, he de decir que soy una más de las que adoran este lugar. ¡Qué pizzas más ricas! Las acompañamos además con un par de ensaladas, resultado, fuimos incapaces de terminar una de ellas.

Y tras semejante atracón, decidimos quemar calorías dándonos un paseito por Chinatown. He aquí el alijo que la policía bien pudo encontrar en una de las habitaciones (conste en acta que no era la mía)



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s