Nueva York – Día 5: Un par de sitios con vistas

Un nuevo día comenzaba en la Gran Manzana para nosotros. A estas alturas ya nos habíamos acostumbrado al jet lag y el despertador tenía que sacarnos de la cama, claro que con las palizas que nos dábamos caíamos rendidos en la cama sin rechistar…
Teníamos planeadas dos visitas muy especiales, que comenzaban recorriendo la 5ª avenida, en la que lo primero que hicimos fue entrar en la tienda de la NBA , que casi puede considerarse un punto más en cualquier ruta turística, y en la que pusimos a prueba nuestras dotes baloncestistas, que son bastante nulas, pero vamos, se hizo lo que se pudo.
Paseamos entre los lujosos escaparates viendo entretanto la Torre Trump, y la pequeña (entre tan altos edificios) St. Patrick’s Cathedral, aunque solo le echamos un vistazo.
Nuestro destino era el área del Rockefeller Center, para subirnos a las alturas y poder disfrutar de las vistas de la ciudad.
No sin antes inmortalizarnos en la famosa pista de hielo, que vista al natural nos pareció a todos bastante pequeña, como que te hacía a la idea de que la plaza sería mayor.
También nos hicimos unas cuantas fotos con el Atlas que se encuentra a sus puertas, sosteniendo el mundo…
Y así nos fuimos preparando para lo que nos esperaba al entrar. Primero un ascensor de lo mas fashion, con imágenes en su techo, que tras transportarnos en un suspiro hasta el piso 68 (+/-) nos dejo a las puertas del paraíso…
Si tiene vértigo, como es mi caso, aquí no se sufre tanto, será la seguridad de tener un millón de toneladas de hormigón a tus pies, pero yo en la cúpula del Vaticano lo pasé mil veces peor.
Las vistas, son preciosas, y eso que nosotros Central Park lo vimos en invierno, con lo que estaba escaso de colorido, pero imagino que en primavera será increíble….
Lo mejor de subir al Top Of The Rock es que tienes una vistas inmejorables del Empire State, cosa que obviamente no puedes conseguir si únicamente subes a éste.
Después de hacer todas las fotos (unos dos millones así por lo bajini), los arrastre hasta las Naciones Unidas, y digo que los arrastre porque aquí el resto de la comitiva me miraban como, ¿para qué?, y yo en plan, pues porque hay que ir
Total que la verdad es que es un buen paseo, porque visto así en el mapa igual son un par de manzanas, pero claro, a lo ancho del mapa esas manzanas parecen más bien sandías (ejem)
Y como ya les habíamos bastante paliza a nuestro pobres pies fuimos poco a poco andando hacia la estación Central, pero antes nos detuvimos para admirar el precioso edificio Crysler.
Ya dentro de la estación hicimos unas cuantas fotos y nos volvimos locos viendo a pasar a más y más gente, hasta que calculamos que nos quedaban otras “dos manzanas” hasta Times Square… por lo que nos sedujo más la idea de hacer un viajecito más en metro… por cierto una línea casi despoblada la que cogimos…
Ya de nuevo en Times Square (cuantas veces pasamos por aquí a lo largo de la semana) y como nos equivocamos de boca por la que salir, aunque de esa casualidad nos topamos con el edificio del New York Times, fuimos a comer al BBQ Dallas
Ooooooooohhhhhh que costillas…. y que conste que yo no cambió el churrasco con la salsa de mi abuela por nada del mundo, pero esa salsita barbacoa, esos costillares que parecían mínimamente de un mamut, si es que es verdad que aquí va todo a lo grande.
Un sitio al que recomiendo ir 100%. Salimos con los estómagos llenos y nos dedicamos a hacer unas cuantas compras por las tiendas de la zona (Levi’s, Virgin, Toys’R’Us, etc.)
Y por supuesto no podía faltar una visita a la tienda de M&M’s… para los adictos/as al chocolate, y para los que no lo son también, es un sitio al que no podéis dejar de ir.
Ya se iba haciendo de noche y nos dirigimos hacia el otro punto fuerte del día. Allí donde King Kong estuvo colgado, al Empire State, o el empairespeins, cada uno que lo pronuncie como quiera, verdad?
Y otra vez todos con la boca abierta… y con los oídos taponados claro, porque 82 pisos en un minuto hace que a uno se le revuelva el estómago.
Las fotos quedaron espectaculares, además con nuestras entradas nos dieron una audioguía así que te enterabas un poco de la historia de algunos edificios mientras bordeabas el perímetro.
Me encantan sobre todo las fotos en las que se aprecia los miles de voltios que harán falta para iluminar Times Square (cuantas veces lo he escrito ya…)
Con las imágenes de ese día grabadas en nuestras retina nos fuimos una noche más nuestro hotel a cenar y descansar preparados para un nuevo día en la ciudad que tantas veces habíamos visto en la pantalla.
Anuncios

Un comentario en “Nueva York – Día 5: Un par de sitios con vistas

  1. Pingback: El blog cumple 5 años!! | el blog de AMAIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s