Bélgica 2009 – Día 2: Paseos a orillas del Rhin

Vamos a ver si ahora que hemos conseguido un poco de Wifi soy capaz de llevar el diario de viaje más o menos al día…

Segundo día, que dedicaríamos por completo a la ciudad de Colonia. Tras levantarnos, adecentarnos y desayunar algo, nos dirigimos a la estación donde nos tenemos que comprar unos botellines de agua para tener dinero suelto para sacar los billetes.

Igualmente no conseguimos hacer que se validen una vez dentro, pero bueno, la intención estaba ahí.

El primer sitio al que nos dirigimos es la Catedral o Domm. Visita ineludible para quien se acerca a Colonia, creo recordar que la más grande del mundo, al menos en altura… y realmente verla por dentro impresiona, esas bóvedas que parecen no tener fin. No es de extrañar que para el hombre/mujer de la época entrar en un edificio como aquel fuera una experiencia religiosa, sí, como la de Enrique Iglesias.

La verdad es que por fuera da bastante penita verla, ya que esta bastante sucia; pero bueno, esperemos que pronto se pongan manos a la obra con ella.

La vimos por todas partes, e hicimos fotos de cada uno de sus rincones. Alguno de ellos más bonito que la propia fachada en si, o al menos para mí.

Como anécdota decir que aquí se encuentra el Santuario de los Reyes Magos, ya que al parece se encuentran en ella enterrados los huesos de tan insignes personajes. Por cierto que nos encontramos esta original fuente a los pies de la catedral que nos encantó a los tres, tanto por su sencillez, como por el recorrido que hace el agua.

Salimos por fin del influjo atrayente de la catedral, aunque veríamos sus torres constantemente a lo largo del día, y caminamos por entre las calles, un poco sin rumbo fijo (aunque teníamos un itinerario previsto) hasta que nos topamos con el Museo Románico-Germánico, el cual muestra alguna de sus obras en el exterior.

Para nosotros más que suficiente, así que destacamos parte de una antigua calzada romana que hay en uno de sus costados… y a otra cosa mariposa.

Divisamos en una plaza el Pretorio, que debió de ser el antiguo palacio del gobernador romano, y nos sacamos otra foto a su lado. Era domingo por la mañana, y las calles de Colonia estaban más que desiertas…

Parece que hay un poco de vida allí, nos decimos, y es que en una iglesia parece que han acabado el servicio justo cuando nos acercamos; es la Iglesia Groß St. Martin, que sólo vemos de pasada ya que aún está la gente por ahí a sus cosas. Es un bonito ejemplo del románico, construida entre los siglos XII y XIII, que sufrió bastantes daños durante la II Guerra Mundial, pero que han restaurado con bastante buen gusto.

Al lado de esta iglesia se encuentra el Rhin, es la primera vez que lo vemos de cerca, y nos hacemos una idea de sus dimensiones; a nuestras espaldas queda el Hohenzollernbrücke, o lo que viene a ser el puente que se ve en la foto (con lo fácil que es llamarlo puente de hierro, no?)

Ahí mismo se encuentra una plaza rodeada de antiguas casas, casi dotas databan del siglo XVII, mostrándonos un poco el encanto de viejas épocas, se trata de toda la zona del Fischmarkt.

Abandonamos la orilla del Rhin para adentrarnos en la ciudad… nuestros estómagos empiezan a estar inquietos, no es mala hora para un amaiketako, así que tras buscar un poco damos con un Dunkin’ Donuts (ya se que no es lo mismo que comerlos en Nueva York, pero están igual de buenos) y saciamos el apetito para seguir adelante.

De aquí entramos en Antoniterkirche, encajonada entre una calle llena de tiendas de ropa y demás. Pero que por sus pequeñas dimensiones y sencilla arquitectura se merecería un lugar más destacado y tranquilo, aunque al menos para nosotros lo fue, ya que al estar todo cerrado por allí no había casi nadie.

Bueno, hemos andado o suficiente? Para nosotros parece que si, vamos a comer. El sitio elegido el Hard Rock Cafe, que aquí siempre hay cosas que nos gustan a todos. La elección un plato de costillas (una enormidad) y uno de entrantes para los tres, más que suficiente para acabar hasta las trancas.

Otra vez de vuelta hacia la orilla del río, parándonos antes a admirar el Gürzenich, edificio medieval que en la actualidad se utiliza para diferentes exposiciones, actos y celebraciones; igualmente nosotros nos contentamos con verlo por fuera.

Un vez vueltos a la orilla paseamos por ella hasta el Museo Marítimo y el del Chocolate, que se encuentran juntos. Merece la pena subir a la terraza del museo marítimo (no hace falta entrar en el ni pagar) y deleitarse por unos minutos de las vistas que nos ofrece.

Decidimos hacer el camino de vuelta al Bed & Breakfast andando, para ir encontrándonos otros muchos edificios significativos de la ciudad mientras caminamos. La primera la Iglesia de St. Severin, que esta vez sólo vemos por fuera por que ya la encontramos cerrada.

Una de las antiguas puertas de la ciudad, la Severinstor (apenas quedan 3 de las 12 que formaban parte de la muralla) nos da la bienvenida a una alameda que ya no abandonaremos hasta llegar a nuestro destino.

No sin antes detenernos para fotografiar la Ulrepforte, una torre medieval muy bien conservada, si con una imagen me quedaría yo de Colonia sería la de esta torre, personalmente mi sitio favorito de la ciudad.

Llegamos derrotados a la habitación, ya que tontamente nos hemos metido una buena kilometrada, así que descansamos un poco antes de ir a cenar; el sitio elegido esta vez un buffet chino, y es que en cualquier parte sabes a lo que atenerte con estos sitios. La verdad es que estaba muy bien, servían hasta sushi… el nombre: Hua Chen

Gastos del día:

Botellines de agua –> 4,20 €

Billetes de tranvía –> 4,80 €

Billetes de tren a Bruselas –> 132€

Donuts –> 8,20 €

Comida en Hard Rock Cafe –> 42,30 €

Cena en buffet chino –> 35,90 €

Anuncios

2 comentarios en “Bélgica 2009 – Día 2: Paseos a orillas del Rhin

  1. …traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazon
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro…

    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ

    TE SIGO TU BLOG

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesia …

    AFECTUOSAMENTE
    BLOG DE AMAIA

    jose
    ramon…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s