Galicia 2010 – Días 5 y 6: Nos vamos hasta Ourense!

Bueno, más o menos el turisteo ha acabado para nosotros, aunque aún veríamos alguna cosilla. Hemos hecho las maletas y nos vamos hasta Veiga, en Ourense (cerquita de Celanova). La razón es que mis tíos se compraron una casa allí y poco a poco han ido remodelándola, y claro, aún no habíamos ido a verla, así que… para allí que nos hemos ido (bueno, para aquí más bien jeje)

Hemos salido después de comer de Bandoxa, y en unas dos horas hemos llegado a nuestro destino, por cierto antes de llegar a Sobrado hemos vuelto a llenar el tanque de gasolina. Muy buena carretera y poco tráfico, así que genial. El sitio está muy bien, y la casa está quedando genial.

Cada vez está mejor… Good job!!

Mañana Gorka nos abandona (tiene que trabajar ya el martes) así que hemos ido a dar una vueltecilla por el pueblo, para que lo viese un poco. El día no ha dado para más así que después de cenar y echar una partida a cartas, nos hemos ido a dormir.

Ayer a la noche hizo frío, mucho frío, y ha caído una helada del copón. Así que al pobre Gorka le ha tocado rascar para poder ver algo según se ha montado al coche. Nosotras ya nos habíamos despedido de él ayer, porque pensaba madrugar y no estábamos por la labor de levantarnos a las 8:00, jajaja, así que nos hemos perdido el momento, qué se le va a hacer…

Después de desayunar y hacer un poco la casa, hemos ido a dar un paseo con mi tía por la aldea… muy bonita la zona del río. Después nos ha dejado a nuestro aire mientras hacía la comida y aún así hemos descubierto alguna pequeña joya arquitectónica, de esas que te encuentras donde no hay nadie y que puedes disfrutar de una calma absoluta… lo mejor de todo era el día, completamente soleado, que siempre hacer que se animen nuestras cámaras de fotos y que saquen lo mejor de sí mismas… las fotos lucen mucho mejor, es evidente.

Este día amaneció super-despejado

Después de comer, hemos vuelto a Celanova, sobre todo para entrar al monasterio de San Salvador, que destaca sobre todo por su Retablo Mayor, una especie de conglomerado de toda la decoración que se puede uno encontrar en una iglesia. Creo que está tan incomprensiblemente abarrotado de cosas que no puedes quitar la vista de él, y, al mismo tiempo, no puedes centrarte en ninguna figura en especial.

Barroquismo puro y duro…

Después de deslumbrarnos con tanto barroquismo, seguimos paseando por algunas de sus calles, aunque un poco sin rumbo fijo, como quien va de paseo. Y para poco más nos dio el día que ir a cenar, y preparar de nuevo las maletas, ya que ahora sí, tocaba volver a casa, ya que había que volver a la rutina.

Gastos de éstos días:

  • Gasolina –> 38€
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s