Costa Azul – Día 7: Saint-Tropez y la playa

Bueno, después de que los últimos días del viaje no nos pudiésemos conectar y después también de superar la depresión por la vuelta, jejeje, os cuento lo que hicimos.

Recogimos pronto ya que el apartamento había que dejarlo antes de las 10:00, es lo único malo de estos sitios, y tras cargar las maletas y despedirnos de nuestros vecinos, una familia muy maja de Barcelona a la que esperamos volver a ver algún día, pusimos rumbo a Saint-Tropez.

En Saint-Tropez...

Desde Les Bugadières había como una hora y media, aunque nos costo un poquito entrar por el tráfico, aunque nada exagerado como me ha contado otra gente que ante la desesperación se dieron media vuelta. Nosotras en una media hora más de lo previsto estábamos ya con el coche aparcado en el parking del puerto, el mejor sitio para dejarlo y conocer el lugar, aunque eso sí es un poco caótico porque allí pone que está libre aunque no haya ni una plaza vacía y la gente aparcaba donde le daba la gana… en fin, al final tuvimos suerte y justo salía un coche.. corre pa’lla que nos lo quitan!!

Bueno, después de coger el ticket paseamos por la orilla del puerto viendo las muchas tiendas que hay, hasta la Tour du Portalet, disfrutando también de los carísimos yates, del pijerío de sus dueños, ya anduvimos al loro de si había algún famoso para vender la exclusiva jajaja, y de las muchas esculturas de Botero que hay.

Escultura de Botero

Saint-Tropez es muy pequeño, así que se ve fácil en una mañana, a parte del paseo marítimo destacaría la iglesia Notre Damme de l’Assomption, y la Citadelle desde donde se ven unas vistas preciosas sobre el pueblo. Pero si algo destacaría yo, es pasear tranquilamente a la orilla del mar, disfrutar de la vista de sus casas multicolores, el ambiente a la hora de comer… no se, un sitio en el que quedarte unos cuantos días a vivir la vida, en definitiva.

Un buen sitio en Saint-Tropez

Aunque nosotras nos tuvimos que conformar con solo una mañana, y después de comprar pan en una boulangerie, cogimos de nuevo el coche para ir hasta una playa que estuviera a medio camino entre Saint-Tropez y nuestro nuevo destino, La Ciotat. GPS en mano la elección fue Le Lavandou, aunque si hubiésemos sabido antes por el caminito que nos iba a mandar… pero bueno finalmente mereció la pena ya que el sitio era muy chulo, aunque aquí volvimos a tener problemas para aparcar.

En Le Lavandou disfrutamos de la playa

Lo cuento por si acaso para que la gente sepa lo que tiene que hacer, ya que a nosotras nos costo entenderlo hasta que el de la oficina de turismo, un chico muy majo que apenas hablaba castellano, nos lo explicó. La cuestión es muy fácil si la sabes de antemano, si vas al ayuntamiento te dan una paca que puedes usar para estacionar unas cuantas horas, si no tiene idea de eso te pasas un buen rato buscando los parkímetros ya que tu ves que es línea azul y supones que hay que pagar. Total que al final lo dejamos en un parking cerca de la playa porque el ayuntamiento a esas alturas ya estaba cerrado.

Nuestro pequeño apartamento en La Ciotat

Aquí estuvimos probablemente en lo que podríamos denominar como la mejor playa, en lo que a arena se refiere, del viaje. Además era muy tranquila y se estaba genial debajo de las palmeras. A eso de las cinco recogimos todo para ir hasta el Park & Suites Elegance de La Ciotat, tardamos unas dos horas y nos volvió a costar aparcar, ya que aunque el sitio tiene parking, por un módico precio de 10 euros la noche, preferimos dejarlo en la calle y el lugar elegido fue justo detrás del hotel que estaban arreglando la calle y aunque ponía que iba a ser de pago al estar en obras y no ver donde meter el dinero lo dejamos tal cual.

Como en todas las reseñas que vimos del hotel ponía que está difícil de encontrar, lo cual es bastante cierto, os explico que si ponéis como referencia el Best Western y llegáis a él. el hotel está justo metiéndote por el hueco que hay en el edificio justo a su derecha, eso si estás en el puerto, si sigues con el coche dejando a la izquierda el puerto, llegas a una rotonda que tras salir en la primera salida hacia la derecha te lleva hacia el parking del hotel, que comparte con el Best Western, y también a la susodicha calle que están arreglando.

Pasamos por un super para comprar cosas para cenar y comer esos días antes de irnos definitivamente a descansar.

Gastos del día:

  • Granizados en Saint-Tropez –> 7,50 €
  • Pan –> 2,80 €
  • Autopista –> 10,10 €
  • Compras en super de La Ciotat –> 52,99 €
Anuncios

4 comentarios en “Costa Azul – Día 7: Saint-Tropez y la playa

  1. jajaja Kikon muy buena la canción… de hecho voy a añadirla al hilo…. Y a Brigitte Bardot lo que es ver, la vimos, pero solo en un montón de fotos y pósters…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s