Estambul – Día 6: Esto se acaba… noooooo!

Nos levantamos un día más temprano, casi como cada mañana, y digo casi como cada mañana porque éramos muy conscientes de que pasaríamos nuestro último día en Estambul… el sueño se estaba acabando.

El desayuno de rigor y pagamos ya la estancia del hotel, porque al día siguiente salíamos muy prontito y así no nos liábamos más de lo necesario. Este día lo habíamos dejado para aquellas cosas que nos quedaran pendientes y para las compras.

Empezamos visitando la Küçük Aya Sofya Camii, a la que ya nos habíamos acercado otro día, a apenas 50 metros del hotel, pero que habíamos encontrado cerrada. Esta vez tuvimos más suerte y pudimos acceder a su interior. También es conocida como la iglesia de San Sergio y San Baco, y como nos explicaron en el hotel, aún no es un museo al uso, pero como si lo fuera. Es en la única mezquita en la que puedes deambular a tu gusto por todos lados, arriba, abajo…

Küçuk Ayasofya Camii, o la Pequeña Santa Sofía, bien merece una visita

De nuevo la disfrutamos a solas, qué gozada! Es preciosa, y no demasiado visitada porque está un poco escondida y supongo que la gente se centra más en otras más típicas o más a mano, pero no os la podéis perder. Es como Santa Sofía en pequeñín, de ahí su nombre,también de época bizantina, por dentro está decorada con columnas de mármol y conserva aún en sus frisos relieves en griego haciendo referencia a los santos a los que estaba consagrada.

Una vez más, solas, disfrutando de una mezquita

Como teníamos varios encargos para comprar té, nos fuimos caminando, una vez más, hasta el Bazar de las Especias. Olimos todo tipo de tés, especias, condimentos, etc. Hasta que nos decidimos por una tienda y compramos todo lo que nos habían encargado. Desde mi punto de vista son todas iguales, y en casi todas tienen lo mismo, así que se trata de elegir una y ya está.

Aquí a mis acompañantes, mientras yo andaba curioseando, les paró una reportera de la televisión turca y les quería hacer unas preguntas… todo esto en turco, claro, y la tía que no se enteraba que no éramos de allí, y el cámara que se desternillaba de la risa… que poco avispada, la verdad.

Salimos con nuestras bolsas, por cierto que te lo envasan todo al vacío para que se conserve mejor, dirección a una par de mezquitas a las que habíamos echado el ojo y aún no habíamos podido entrar. Ambas estaban en la misma calle del tranvía, así que volvimos a montarnos y nos dejamos llevar por sus vías.

Chocolate caliente con helado de vainilla, muy-muy rico

Destacar que era viernes, y vaya si se notaba, a la hora del rezo, que justo nos coincidió en el tranvía, se veía a gente rezando incluso en el exterior de las mezquitas, en la misma acera con sus alfombras, etc. Impresionante. Como cuando llegamos a nuestro destino no podíamos entrar, decidimos entrar a tomarnos un café, o un chocolate en mi caso, en un Mado, una cadena que ya habíamos probado en Sultanahmet el primer día.

Este día estábamos en modo relax, sin prisas, recordando todo lo que habíamos vivido hasta entonces… Cuando acabamos y vimos que ya habían abandonado la mezquita, para adentro que nos fuimos. Se trataba de la Pertevniyal Valide Sultan Camii, en el barrio de Aksaray.

Pertevniyal Valide Sultan Camii, lo mejor de todo la moqueta

Es bastante nueva, del siglo XIX y con una decoración interior más “preciosista” de lo que habíamos visto hasta entonces… nosotras creemos que se notaba que había sido construida para una mujer. A las tres nos encantó la moqueta, jajaja. Super mullida y calentita, se trata de una mezquita muy chiquitita, en la que estuvimos un buen rato viendo cada detalle de las paredes, totalmente solas, bueno en realidad acompañadas de una madre, que subió a la parte de arriba a rezar, y su hija, que se quedo en la puerta dándole que te pego al móvil 😉

Salimos de allí con bastante pena, que a gustito se estaba, y nos fuimos hasta la Laleli Camii, otra mezquita a la que le teníamos ganas, ya que habíamos pasado un par de veces por sus puertas sin conseguir entrar.

Exterior de la Laleli Camii

La mezquita de los tulipanes, nos sorprendió por su colorido, una poderosa mezcla de azules, verdes y rojos a los que no estábamos acostumbradas. Además de en los mármoles y azulejos, también en sus vidrieras. Salimos ya de nuestra última mezquita, por lo que nos pusimos las botas y nos quitamos los pañuelos por última vez… y cómo lo vamos a echar de menos… siendo ya hora de comer.

Laleli Camii por dentro, decorada con intensos colores

Como estábamos por la zona decidimos repetir en el Istanbul Restaurant & Café, que nos había gustado mucho, por la variedad y calidad de la comida. No recuerdo a la de camareros que saludé al entrar, había por lo menos quince jajaja y yo pensando “por favor que se acabe ya”. Nos fuimos hacia donde el cocinero y ¡a elegir! Ponme un poco de esto, una pizca de la de más allá, ¡uy! qué buena pinta tiene lo otro… tres platazos completitos nos montamos.

Plato combinado al gusto de cada una...

Con el estomago lleno y energías renovadas, cruzamos la calle para adentrarnos nuevamente en el Gran Bazar… la misma táctica de días anteriores, intentamos seguir un patrón y no perder de vista durante mucho rato la “calle principal”. Aunque es técnicamente imposible que no te despistes en alguna ocasión, ya que todas las calles son prácticamente iguales, con las mismas tiendas, y los mismos vendedores a sus puertas.

En el Gran Bazar… y ahora hacia donde vamos?

El regateo se nos dio más o menos bien, supongo que perdimos, como no podía ser de otra manera, ya que ellos ya se aseguran de salir ganando, como es normal, pero al cambio nos pareció que hicimos buenas compras, así que, ¡objetivo cumplido!¡hemos sobrevivido al Gran Bazar!

Para cuando salimos, exhaustas de tanto callejear, ya había anochecido, así que nos acercamos hasta el hotel a hacer las maletas… y sin descansar, porque nos habríamos tirado allí en la cama horas, nos fuimos a cenar prontito al DOY DOY por última vez. Mmmm que rica estaba esa pizza turca!! Qué pena haberla descubierto el último día.

Pizza turca en el Doy-Doy

Era ya de noche y teníamos que volver a la habitación a descansar, nuestro vuelo salía al día siguiente por la mañana, lo que nos suponía tener que levantarnos bien temprano, pero no nos podíamos quitar de la retina imágenes como la de Santa Sofía iluminada por la noche, o la Mezquita Azul que habíamos estado viendo cada día, y que sabíamos que no nos volveríamos a encontrar…

Santa Sofía, preciosa por la noche

Y así acaba nuestra historia en Estambul, un sitio al que siempre quise ir y que ya puedo tachar de mi lista, pero al que desde ahora siempre querré volver…

Gastos del día:

  • Jetones para el tranvía –> 3 x 1,75 TL
  • Chocolates y café en el Caffé Mado –> 17,50 TL
  • Comida en el Istanbul Restaurant & Café –> 45 TL
  • Cena en el DOY DOY –> 50 TL
Anuncios

5 comentarios en “Estambul – Día 6: Esto se acaba… noooooo!

  1. * Almudena –> Bienvenida a mi humilde morada, yo ya soy también una enamorada de Estambul… es uno de esos lugares que siempre voy a recordar

    * Isaac –> Como siempre un placer tenerte aquí, seguiré de cerca tus andanzas por Bucarest, que es un sitio al que yo también le tengo el ojo echado.

    * Bellotita –> Lo peor, sin duda, de los viajes es tener que volver, pero… que se le va a hacer… ahora a ilusionarnos con el siguiente, no?

    * M.C. –> Dejé un trocito de mi corazon en Estambul, y espero regresar algún día… aunque ya sabemvs como somos los viajeros/as empedernidos… siempre hay nuevos sitios que explorar, así que. Lo que no me puedo creer es que haya dejado pasar tantos años sin haber ido… error mío jeje ;D

    Un saludo a todos/as y muchas gracias por los comentarios

    Amaia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s