#Munich 2013 – Días 1 y 2: Recorriendo la ciudad

Bueno, pues parece que me ha dado un siroco y por fin voy a volver a escribir entradas, que queréis que os diga… no tiene ninguna explicación lógica, ni el hecho de haber tenido tan abandonadísimo el blog ni el hecho de retomarlo ahora así, tan de repente, lo único que se es que me ha dado la locura y me he puesto a estrujarme la memoria para recuperar las vivencias de esto últimos viajes que aún no os había contado y que he empezado a escribir, y escribir y… bueno, digamos que hay una remesa de entradas en la parrilla de salida, así que… aprovechemos que las musas han decidido volver a visitarme y pongámonos a VIAJAR 😉

128 (1)

Este año 2013 he vuelto a pisar suelo alemán, y es que le hemos cogido el gustillo al país de la Merkel, a pesar de ella, por lo demás es un sitio que nos encanta, en todas las zonas en las que hasta ahora hemos estado nos han tratado genial, hemos visitado lugares preciosos y hemos comido y bebido de 10, así que… buscaremos cualquier excusa para volver. Pero vamos, sin más preámbulos a un día allá por el mes de febrero cuando cogíamos nuestro avión con destino a Munich…

El viaje comenzó el sábado por la tarde, cuando a eso de las 18:20 cogíamos el vuelo de Lufthansa que nos dejaba en Munich dos horas mas tarde… nada más llegar, vamos a recoger la maleta y Oh, Oh!! Me doy cuenta de que se han cargado el asa, así que fuimos a poner la consiguiente reclamación para que me la arreglen, eso sí, una vez volvamos… con la tontería se nos hizo bastante tarde y para cuando cogimos el tren hasta la estación central de Munich, eran ya las 21:30.

Hay dos líneas, la S-1 y la S-8 que salen del mismo sitio y que tardan prácticamente lo mismo en dejarte en la Hauptbahnhof, así que nos montamos, básicamente, en el tren que estaba ya allí… 45 minutos después estábamos en el centro de Munich con un lío de si teníamos que ir para aquí o para allí… y como preguntando dicen que se va a Roma.. pues hicimos lo mismo con nuestro hotel… al final a lo tonto, a lo bobo, hasta las 22:30 no llegamos a la habitación.

Pizza y ensalada para compartir… muy muy ricas

La decisión fue rápida y unánime, cenamos en el italiano que hay enfrente… muy buena elección! Compartimos una pizza y una ensalada, todo muy rico y a muy bien precio. Así que tomamos nota del sitio por si queríamos acercarnos a cenar otro día. Para poco más nos dio el día… nos fuimos a la habitación, nos pusimos al día con whatsApps y demás, leímos un poquillo y a dormir.

Al día siguiente nos levantamos relativamente pronto, a las 08:30 para ducharnos, prepararnos y bajar a desayunar… la verdad es que el hotel tenía un horario bastante bueno porque sirven el desayuno hasta las 11. Había de todo un poco y nos quedamos más que satisfechas. Y como teníamos aún bastante tiempo, decidimos ir andando hasta el punto de reunión de los tour gratuitos de New Munich Tours [página web], que salen todos los días a las 10:45 desde la estatua de la Marienplatz… vamos, que no tiene pérdida.

Marienplatz a primera hora de la mañana, casi desierta

Marienplatz a primera hora de la mañana, casi desierta

Allí junto a David, nuestro guía, y 6 personas más, empezamos a patear el centro de la ciudad. Primero, ya que justo a esa hora se da uno de los acontecimientos que no se puede uno perder en la ciudad, vimos el famoso carillón del nuevo ayuntamiento o Neues Rathaus (ese que, de hecho, es más antiguo que el que llaman viejo ayuntamiento), que cuenta dos de las historias que marcaron el devenir y las tradiciones de la región de Baviera. Muy chulo todos los muñecos entrando y saliendo, bailando al son de las campanas, etc.

El carillón que nos contó la historia de Munich

El carillón que nos contó la historia de Munich

Después entramos al patio del Neues Rathaus, para que David nos contara unas cuantas cosillas de la fundación de la ciudad, como siempre, en este tipo de Tours, se aprende un montón de historia de los sitios que se visita, y es algo muy de agradecer, al menos por mi parte, que me encanta aprender todos los chascarrillos de los sitios que visito…

Si por fuera el edificio ya es de por sí precioso, el patio te deja sin palabras

Si por fuera el edificio ya es de por sí precioso, el patio te deja sin palabras

Comenzaba, ahora sí, el tour propiamente dicho, en cuanto nos pusimos a caminar. Empezamos visitando la Frauenkirche, o Catedral de Munich (con un nombre larguísimo y super-alemán que no recuerdo) de estilo gótico aunque bastante austera, lo cual es casi una negación en sí misma de la primera acepción, y construida en un bello ladrillo rojo. Es uno más de los miles de ejemplos que no encontraremos la ciudad que fueron reconstruidos tras la 2ª Guerra Mundial, y es que no podemos olvidar que Munich fue la “cuna” del movimiento nazi, y como por eso fue castigada por el bando aliado con especial dureza.

Una huella así en recinto sagrado podría dar lugar a un sinfín de leyendas

Una huella así en recinto sagrado podría dar lugar a un sinfín de leyendas

En su interior dicen las historias que se encuentra la pisada de diablo, cuya curiosa historia cada uno es libre de creer o no…

A pesar de los daños sufridos todavía se encuentra dentro de la misma la Teufelstritt, la llamada pisada del diablo a la entrada del templo. Es una huella, que parece ser una pisada. Según la leyenda el diablo la dejó cuando curioseaba mofándose de la iglesia sin ventanas que Halsbach había construido. Según otra versión de la leyenda el diablo hizo un trato con el constructor para que no hubiera ventanas en la iglesia. Pero el demonio fue engañado por el inteligente constructor, que dispuso las columnas de manera que no se viera ninguna ventana desde cierto lugar a la entrada del templo. Cuando el demonio descubrió que había sido engañado la iglesia ya había sido consagrada. Pero dejó la pisada a la entrada donde estuvo (Fuente: Wikipedia)

Seguimos paseando por las nevadas, y bastante solitarias calles de Munich con nuestro grupo, en el que, por cierto éramos solo 8 personas, así que fue bastante personalizado… Fuimos avanzando hasta que nos topamos con la Calle de los Tramposos o Viscardigasse, en cuyo suelo han colocado unas losas amarillas que rememoran el camino que algunos usaron para “huir” de la obligación de cuadrarse y entonar el Heil Hitler al pasar frente al monumento que había erigido el partido nazi en la Residenzstraße.

El callejón de los tramposos, bonito nombre con fea historia

El callejón de los tramposos, bonito nombre con fea historia

La cruzamos para acabar llegando por ella al otro lado de la Odeonsplatz, en ella se alza la Feldherrnhalle, o Monumento a los Generales Bávaros, construido en el siglo XIX y que alberga estatuas de generales del ejército bávaro… no sé qué decir de él, un mamotreto más para la vanagloria del imperio. Frente a él detuvieron a Hitler, años antes de llegar al poder democráticamente, durante el conocido como Pustch de Munich.

En la Max-Joseph-Platz nos dimos de lleno con la Bayerische Staatsoper, un impresionante edificio de estilo neoclásico, que fue prácticamente borrada del mapa durante la guerra, pero que como se conservaban los planos originales, fue recreada casi como su antecesora, de la que solo quedan el vestíbulo y la entrada principal.

Estilo neoclásico, igual en el siglo XIx que en el XX tras su reconstrucción

Estilo neoclásico, igual en el siglo XIX que en el XX tras su reconstrucción

Recorriendo Munich te hayas siempre descubriendo qué parte de qué edificio es original y qué parte ha sido reconstruida. Prácticamente todos los edificios de la ciudad conservan en sus fachadas las cicatrices de la guerra, y es muy difícil olvidar el pasado que tuvo ya que te lo encuentras en cada rincón.

Muchos edificios muestran el pasado de la ciudad en sus fachadas

Muchos edificios muestran el pasado de la ciudad en sus fachadas

Pasamos nuevamente por la Marienplatz, pero esta vez para acercarnos al viejo ayuntamiento, que sí, está reconstruido después de la 2ª GM y por eso se da la paradoja de que sea más nuevo que el que se conoce como nuevo, vaya lío, no? El edificio en sí no aporta nada, de hecho para mi gusto, se ve bastante artificial, pero bueno…

Nuestro siguiente destino era la Hofbräuhaus, puede que una de las cervecerías más afamadas de todo el mundo, aunque en nuestrv caso solo íbamos a ver un poquito de sus interior, y ya de paso, aprovechar para resguardarnos del frío de la calle. Es un sitio que “hay” que degustar y nosotras decidimos dejarlo para la noche…

De momento nos contentamos con verla un poquito por dentro

De momento nos contentamos con verla un poquito por dentro

Después de muchas historias, anécdotas, y metros recorridos, acabamos el tour en los aledaños de la Peterkirche, que es el edificio más antiguo de la ciudad y en el que nos despedimos de nuestros compañeros de tour y denuestro guía David, no sin antes preguntarle un buen sitio para comer, que ya iba siendo hora.

Él nos recomendó el Opatija alm Alter Peter, un restaurante que nos encantó. Aquí nos tomamos las primeras, de muchísimas, cervezas… Ains! las ricas cervezas de trigo alemanas!! Además de por la buena bebida, el sitio nos pareció perfecto para comer, raciones enormes, servicio rápido y de primera y un precio por no más de 24€ ¿qué más se puede pedir?

Mmmmmm las ricas cervezas bávaras

Mmmmmm las ricas cervezas bávaras

Estuvimos un buen rato sentadas, disfrutando de la comida y descansando de la caminata que nos habíamos dado por la mañana… pero aún queríamos ver cosas que con el tour no nos había dado tiempo, así que nos organizamos y nos preparamos para caminar otra vez.

Recorrimos toda la Ludwigstraße hasta el arco de triunfo encargado por Luis I de Baviera, para después torcer a la derecha e ir en busca del Englishcher Garten, ya que habíamos visto en algunos foros que en uno de los riachuelos se creaba una “ola” artificial y que los surfistas de la ciudad iban allí durante todo el año… y sí, a pesar el las temperaturas allí había cuatro valientes cabalgando la incombustible ola…

Chicarrones del norte, oiga!

Chicarrones del norte, oiga!

Después de esto estábamos ya bastante cansadas, empezaba a anochecer y la temperatura volvía a helarnos las ideas, así que decidimos acercarnos hasta el hotel a descansar un poco y salir después a cenar.

El sitio elegido como he dicho antes fue la Hofbräuhaus, a la que llegamos sobre las 20:30 y que estaba hasta arriba de gente. Así que tuvimos que ser pacientes para esperar a que una mesa se liberase y en cuanto vimos que unos se levantaban ¡tirarnos hacia ella para que no nos la quitaran! Una vez aposentadas y con nuestras cervezotas en la mano, ojeamos la carta.

Las dos para mi? Bien!!

Las dos para mi? Bien!!

Hay un número limitado de platos típicos, así que elegimos dos diferentes para probar un poco las dos y esperamos disfrutando del ambiente a que nuestro sonriente camarero nos trajese la comida. Ésta no es que sea nada del otro mundo, de hecho fue en el sitio que menos nos gusto lo que nos sirvieron , pero no pueden dejar de ir a vivir el ambiente, beber unas cervezas y cantar alguna canción junto a la banda o una que los parroquianos se arrancar a entonar. Bueno, en honor a la verdad, hay que ser muy valiente para unirse a los cánticos, pero bueno, nos arriesgamos con unas palmas al compás… menos es nada… jajaja

Con el estomago lleno y el espíritu alegre, cogimos otro autobús de vuelta al hotel y nos metimos en la cama recordando todo lo que habíamos visto ese día… en fin, para que engañaros, caímos rendidas nada más tocar la cama 🙂

Gastos de estos 2 días:

  • Tren aeropuerto-Munich –> 20,40€
  • Cena en Domenico’s Pizza –> 21,50€
  • Café-chocolate en la Marienplatz –> 7,80€
  • Café-chocolate en Starbucks –> 6,20€
  • Comida en el Opatija –> 23,80€
  • Billetes 3 horas -> 5,30€
  • Cena en la Hofbräuhaus-> 33,60€
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s