#Munich 2013 – Día 4: Últimos coletazos y nos vamos a #Praga

Nos quedaba una última mañana en Munich y pensábamos aprovecharla al máximo para ver aquellos must see que teníamos apuntados en nuestra mente. Pero lo primero de todo fue hacer las maletas, pedir que nos las guardaran en recepción hasta el mediodía, para lo cual no hubo ningún problema, y desayunar, como siempre, como unas campeonas 🙂

Como el día anterior nos llevamos unos bocadillos hechos para el viaje en autobús de la tarde y cogimos nuestro mapa y pusimos dirección al primer destino del día. Había un sitio que quería visitar, pero que estaba dispuesta a sacrificar si no nos daba tiempo, peeeeeero como llevábamos los deberes hechos, jeje, nos acercamos hasta allí. El Allianz Arena, ese estadio que ha levantado tantas pasiones desde su construcción hace ya 7 años (madre mía! si parece que fue ayer)

Cogimos el tren indicado nos bajamos nosotras solas en la estación y andamos hasta los pies del estadio, todo esto sin que, por momentos, hubiera nadie más, hasta que acabaron apareciendo un padre y sus hijos que también venían a ver el campo. Ah! y con un viento que se te helaban hasta las ideas.

La verdad es que una vez que te acercas, impresiona

La verdad es que una vez que te acercas, impresiona

La verdad es que impresiona, primero porque es enorme, y además porque es precioso, tan blanco, tan pulcro… tan en medio de polígonos industriales… no la verdad es que el sitio no mola nada. Pero nosotras habíamos ido allí a lo que habíamos ido, y después de hacer un par de fotos nos dimos la media vuelta y cogimos de nuevo un tren hacia la ciudad.

Y ya que estábamos en plan “vamos a visitar instalaciones deportivas” pues nos acercamos hasta el Parque Olímpico de Munich. Para los amantes de los coches, justo al lado está el museo de BMW, nosotras es que somos más de Audi así que pasamos por al lado casi sin mirar 😉 jajaja vamos, que los coches nos son lo nuestro, desde mi punto de vista sirven para lo que sirven…

Total, que por el parque estuvimos dando un paseíto, imposible abarcarlo entero ya que son más de 250 hectáreas, y nos acercamos a ver el estadio, hacer un par de fotos a la torre Olympiaturm, muy parecida a la de Berlín, por no decir que igual, y poco más. El sitio es muy chulo y si no hubiese hecho tantísimo frío, seguro que lo habríamos disfrutado más.

Seguramente en verano, es un sitio estupendo para descansar un poco de la ciudad

Seguramente en verano, es un sitio estupendo para descansar un poco de la ciudad

Como quiera que estábamos ya bastante heladas, decidimos volver al centro para entrar en calor un poco, la sensación de congelamiento venía sobre todo por el viento, y entre edificio siempre se está más resguardado. Así que volvimos a pasear por Marienplatz, nos acercamos de nuevo a Marienkirche… y de paso íbamos buscando un sitio para comer.

Otra vez en Marienplatz ¡y conseguí una foto con todo el Rathaus!

Otra vez en Marienplatz ¡y conseguí una foto con todo el Rathaus!

El elegido, tenemos que reconocer que fue por la cerveza, y porque nos lo habían recomendado unos con los que hicimos el free tour. Nos dejamos aconsejar por la camarera,que acertó de lleno con los platos de una especie de pastel de carne con salsa y como una bola de puré de patata, que se me hace la boca agua solo de recordarlo, y lo regamos con otra rica cerveza alemana, en este caso una Augustinauer, que de ésta todavía no habíamos probado…

Más cerveza, más cerveza!!

Más cerveza, más cerveza!!

Con la panza bien llena, fuimos hasta el hotel a por nuestras maletas y de allí a la estación de autobuses… empezaba a nevar copiosamente en Munich y por un momento nos planteamos si tendríamos problemas en la carretera por las nevadas… ni que decir tiene que el viaje fue perfecto, íbamos la friolera de ¡4 pasajeros! y teníamos hasta WiFi en el autobús ¡ahí queda eso!

Llegamos bastante tarde a Praga, así que para no liarnos con el transporte público nos cogimos un taxi hasta el hotel. deshicimos las maletas y como habíamos comido algo durante el viaje (los bocatas que nos hicimos del desayuno y unas txupitangas que compramos en la única parada que hicimos) nos fuimos directamente a la cama.

Nuestro hotel, ya estábamos en Praga...

Nuestro hotel, ya estábamos en Praga…

Gastos del día

  • Billetes 1 zona/3 horas – > 5,30€
  • Comida en Augustiner em Platzl -> 27€
  • Taxi hasta el hotel -> 198 Czk
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s