Suiza – Día 7: Chocolate!!! y vamos volviendo a casa.

Como bien reza el título de este post, este fue el día del CHOCOLATE. Así, con mayúsculas, porque para despedirnos de Suiza (aunque también porque no pudimos hacerlo el día que estuvimos por esta zona) fuimos a visitar la fábrica de chocolate de Cailler.

Conociendo los misterios del chocolate

Conociendo los misterios del chocolate

Lo primero que notas cuando te vas acercando al lugar es que huele a chocolate mucho antes de llegar. Aparcamos el coche en el parking para visitantes y compramos las entradas para el tour en español Nos sorprendió a todos la visita, ya que es una especie de tour en el que vas atravesando salas interactivas que te van contando la historia del cacao/chocolate en primer lugar y de la fábrica para finalizar.

Esperábamos alguna especie de visita guiada, y acabó siendo casi una atracción

Esperábamos alguna especie de visita guiada, y acabó siendo casi una atracción

Después puedes ver como se fabrica el chocolate y todas sus especialidades actualmente, y después de la teoría ¿qué viene? Pues la práctica. Cuando ya has hecho todo el recorrido llegas a una sala donde puedes probar todos y cada uno de los bombones que producen bajo esa marca, y comer hasta reventar.

Uno más! Sólo uno más!

Uno más! Sólo uno más!

Cuando consideramos que no nos entraba un chocolate más, arrasamos en la tienda y volvimos al coche endulzados pero con gran pesar.

Bye bye Suiza! Siempre nos llevaremos tu chocolate en nuestras caderas XD

Bye bye Suiza! Siempre nos llevaremos tu chocolate en nuestras caderas XD

Teníamos en mente visitar Ginebra, pero salimos bastante más tarde de lo que pensábamos y se nos echaba el tiempo encima, aún nos quedaban un buen porrón de kilómetros antes de llegar a nuestra última parada, así que paramos a echar gasolina en un área de servicio, comimos allí mismo, nos despedimos de las autopistas Suizas, y dijimos hola de nuevo a las francesas.

Pata cuando llegamos a Le Domaine du Bosquet, ya no había nadie en recepción y nos habían dejado una hoja pegada al cristal de la puerta en recepción explicándonos cual era nuestra cabaña y todo lo demás.

Fuimos a cenar a una pizzería de Egletons, casi lo único que encontramos abierto, aunque todas las pizzas que pedimos estaban de lujo y además las disfrutamos en la terraza. Así que no fue una mala opción al final.

Acabamos cenando de lujo

Acabamos cenando de lujo

Gastos del día:

  • Llenar el depósito de gasolina -> 78 CHF
  • Entradas Fábrica de chocolate Cailler -> 4×10 = 40 CHF
  • Autopista hasta Egletons -> 14€
  • Cena en Le Remparts -> 45,60€
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s